Un total de 275 recién nacidos hacen parte del programa Madre Canguro

0
87

El programa Madre Canguro liderado por el Hospital San Jorge está diseñado para apoyar a las madres y sus bebés en el sano crecimiento, con el fin de disminuir riesgos, reducir la mortalidad y lograr mediante los cuidados especiales y el estímulo del apego, el mejor vínculo afectivo

La E.S.E. Hospital Universitario San Jorge de Pereira es la única entidad hospitalaria en el Departamento avalada por la Fundación Canguro, para implementar el Método Madre Canguro (MMC), con el que se brinda atención a los bebés con dificultades al nacer, centrada en el contacto de piel a piel, los cuidados en alimentación, estimulación, protección y el fortalecimiento del vínculo cuidador-bebé.

“Nuestro objetivo en el programa es hacer el seguimiento a todos los bebés prematuros, es decir aquellos que nacen antes de las 37 semanas de edad gestacional o a todos los bebés que pesan menos de 2.500 gramos al momento de nacer, son niños que necesitan una atención especial para poder lograr un crecimiento y desarrollo adecuados”, manifestó John Byron Martínez Ríos, médico pediatra, coordinador del programa Madre Canguro del Hospital San Jorge.

Según la OMS cada año nacen en el mundo 15 millones de niños prematuros, y de estos mueren cada año aproximadamente 1.250.000 en la etapa neonatal debido a la prematurez y/o bajo peso al nacer. En Colombia se calcula que el 12% de los partos ocurren antes de las 37 semanas, lo cual no solo aumenta la mortalidad infantil, sino que estos niños tienen mayores riesgos futuros de tener un desarrollo intelectual inferior, así como mayores problemas cardiovasculares.
Teniendo en cuenta lo anterior, el programa Madre Canguro sin duda ha cambiado la vida no solo de los niños, sino de familias completas de Risaralda, Chocó, Quindío y Valle del Cauca, así lo indicó Martínez Ríos:

“El sentir del programa Madre Canguro es involucrar directamente a la madre en la atención inicial para lograr la ganancia de peso adecuada en las primeras 40 semanas de edad corregida del bebé, ella actúa como una incubadora al tener al pequeño piel a piel, cubiertas por una protección que previene la hipotermia, posteriormente que la mamá está entrenada entonces podemos involucrar al padre, hermanos, primos, tíos, abuelos, a todos los miembros de la familia para que se integren en la atención del recién nacido, esto es bondadoso y privilegia mucho la atención familiar del recién nacido, generando mayor unidad alrededor del bebé, contrario de lo que sucedía antes que se veía como una dificultad”, indicó el médico pediatra.

Quien además agregó que los padres que tienen la oportunidad de cargar a sus bebés en esta posición generan mucho más apego, la mamá brinda lactancia materna a libre demanda y estos bebés crecen con un mejor neurodesarrollo que aquellos que no tienen la oportunidad de tener la posición canguro para su atención.

Es así como la invitación es que las familias que tienen bebés prematuros o bajos de peso, se comuniquen con sus instituciones prestadoras de servicios de salud, ya que éstas tienen la obligación, según la normatividad vigente mediante la resolución 3280 del Ministerio de Salud, de brindar la atención a estos bebés para que puedan lograr tener su crecimiento y desarrollo adecuados.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí